10 feb. 2015

Mérida, 150 años de ferrocarril

EL TREN 




Pronto tendremos por aquí uno de esos trenes de alta velocidad, de gran velocidad o algo así, no es un AVE, será más sostenible, alternarán viajeros y mercancías, eso consuela,  no veo sentido a este trasiego disparatado que acerca lugares sin detenerse en el camino, que convierte en  barrido fugaz lo que antes era territorio entrañable, me viene a la memoria la canción de Javier Khrae, genial como siempre, Alta Velocidad.




Entrañable ferrocarril, de pequeña iba de Extremadura a Castilla cada verano, salir de madrugada y llegar al anochecer, toda una aventura para un niño y un estímulo para los sentidos, sensaciones en el recuerdo para siempre, olor a carbonilla, paradas, vapor, subidas y bajadas, gente que espera, abrazos, adioses mano al aire...  Mi hermano mirando por la ventanilla decía,  "el campo es mío, las vacas son mías...", nunca he viajado en AVE, pero me temo que las vacas no deben verse igual que entonces.



Además de aquel largo viaje anual, el tren era el transporte habitual para hacer compras o gestiones... Mérida y Don Benito eran el destino de compras de la comarca, en el caso de Mérida, el tren nos dejaba  en el centro urbano, la estación de Mérida es una pequeña Atocha  a un paso de la plaza de España. Allí acudía de niña con mi madre a comprar, entre otras cosas, telas para hacernos la ropa y ya de adolescente a comprar ropa, cuando el pret a porter empezó a llegarnos también a provincias. 


Parece que la próxima estación para ese tren de "gran velocidad", no estará ya en el centro sino a varios kms, una pérdida para la ciudad y para futuros viajeros.


VISITA CON LOS MECENAS
El recorrido organizado por la Asociación  Mecenas en el 150 aniversario de la llegada del ferrocarril a Mérida me ha vuelto a evocar estos recuerdos, una visita guiada por Eméritos del Patrimonio que ha sido un verdadero placer. 

La estrella de esta visita fue el recorrido a pie por el llamado Puente de Hierro, reto para chiquillos en un tiempo en que todavía andaban sueltos por la ciudad entregados a mil aventuras como esta de desafiar el paso del tren y atreverse a cruzarlo, eso me comentó Jesús Álvarez, otro emeritense enamorado del ferrocarril.



Es un  honor para mí publicar aquí, un trabajo sobre los puentes ferroviarios en las proximidades de Mérida, su autor es Antonio Hidalgo Rodríguez, ferroviario jubilado, que habla con pasión de ferrocarriles y con el que tuve ocasión de compartir un trozo del itinerario. 

Puentes de ferrocarril en las proximidades de Mérida
Autor: Antonio Hidalgo Rodríguez

 Algunas de las fotografías que hice durante el recorrido


Chapa incrustrada en una traviesa cuyo número indica, según me comentó Antonio Hidalgo, el año en que se puso para saber cuando habría de ser sustituida.  








No hay comentarios:

Publicar un comentario