15 ene. 2014

EYRARBAKKI, EL ENCANTO DE LA CHAPA ONDULADA


Este pueblecito de poco más de 500 habitantes es un buen prototipo de pueblo islandés con viviendas forradas de chapa ondulada que por España sólo vemos en naves industriales.
Tras pasar por Pjódveldisbaer y sus paredes y cubiertas de hierba, es fuerte el contraste,  sin embargo también rezuman encanto estas casas con tejados pintados de rojo o verde; fachadas  de colores, parecen estar hechas por un niño jugando con sus tacos de arquitectura. 

La sensación es también de apertura a la calle, esos jardincillos con vallas de madera  de muy poca altura,  totalmente accesibles y que muestran la tranquilidad y seguridad de sus habitantes,  algo que apreciamos por todo el  país.  Parece que el peligro por aquí no son los cacos sino esa naturaleza brutal de grietas humeantes que asoma por doquier.

También el urbanismo parece fruto del capricho,  casas desperdigadas, sin orden... Sin embargo se ve armonía en ese caos aparente.









El pescador de bacalao

2 comentarios:

  1. Me encantan las fotos Feli,con Islandia he pasado un rato muy agradable, me ha hecho recordar el viaje.Yo me quiero ir otra vezzzzzzzzzzzzzzzzz

    ResponderEliminar
  2. Yo también quiero ir otra vez, Satur, jajajaja.
    Muchísimas gracias por verlo, me alegro de que te hayan gustado las fotos y de que te hayan traído buenos recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar