25 oct. 2013

ISLANDIA. UN PASEO POR REYKIAVIK

Un paseo por la ciudad no  da  para una tesis pero sí  para hacer algunas fotos y  tener una primera impresión.
Es un paseo plácido, la ciudad invita a eso,  muy tranquila,  se ven muchos niños y carritos de bebés, parece  que están por  aumentar la población. :)

En medio de edificios recientes aún sobreviven algunas viviendas tradicionales.

Puerto Viejo.


Puerto Viejo con el auditorio Harpa al fondo.
El auditorio merece trato especial. Impresiona el enorme hall transparente, la luz a pesar del día gris y esos enormes prismas de cristal que recuerdadn las columnas de basalto omnipresentes en Islandia, construcciones naturales que inspiraron a sus arquitectos, Henning Larsen y Olafur Eliasson.







Una muestra de columnas basálticas en medio de la calle.



Un toque de color en cualquier parte, espacios que invitan a jugar.





Ayuntamiento

Es un edificio con aspecto de  palafito por su entrada principal a la que se accede desde una pasarela sobre el lago Tjörn.


Lago Tjörn con el Ayuntamiento al fondo y mucha vidilla a su alrededor.








Pared de musgo en una de las fachadas.




Maqueta de la isla


Foto de una exposición 

El lago tiene un agradable paseo alrededor.







La catedral, inspirada también en las susodichas columnas


Casitas de madera como estas  hemos visto muy pocas en la ciudad.






Aunque la chapa metálica ha ido sustituyendo a la madera no renuncian a la calidez que aporta bordeando  puertas y ventanas.





Además...

La gente se casa por aquí como en España, la novia pasando frío...



Y los amigos haciendo el gamberro. 
Lo mejor, el Fiat 600 que nos recuerda a nuestro entrañable Seat!






No hay comentarios:

Publicar un comentario